El Nuevo Mundo de Absolut Manifesto

El Nuevo Mundo. Con este concepto abría sus puertas la tercera edición de Absolut Manifesto en Madrid.

El pasado 1 y 2 de Febrero no quisimos perdernos dos noches de amor universal enfrascadas en el Pabellón Satélite a modo de música electrónica, creatividad y arte.

Aunque el horario de los conciertos, de 20 a 00, emergía algunas dudas en cuanto a respuesta por parte del público, lo cierto es que Absolut Manifesto colgó el cartel de sold out para las dos noches días antes de su arranque. Así, más de 2.000 asistentes no duraron en acercarse hasta la Casa de Campo.

La noche del viernes 1 estuvo protagonizada por la electrónica undergound. El madrileño Yanik Park hacía una breve introducción de lo que vendría después para dejarle paso a un inagotable y melódico Octo Octa que cerró un set enérgico y perfecto para la segunda mitad de la noche. Y es que, a pesar de que los primeros compases de Courtesy parecieran ir en una línea más sensorial y relajada, lo cierto es que no dudó en hacer sonar un techno tan crudo que hacía vibrar hasta el pecho de quienes bailaban.

Por último, el neoyorkino Honey Dijon hizo de las suyas a base de house clásico y mezclas arriesgadas. Escuchamos a Stevie Wonder, Donna Summer y más artistas del soul y el disco remezclados con un bombo y caja que no hicieron más que enloquecer cada vez más al público que no dudó en agradecérselo al artista tan pronto se encendieron las luces.

Para la segunda noche Absolut programó a otros seis artistas. Cuatro horas entregadas esta vez a las últimas tendencias del panorama musical urbano: una escena, ésta, heterogénea, que no se apoya en ningún género definido.

La joven Alvva fue la encargada de inaugurar la noche a base de joyas salidas de su amplísima maleta. La dj vasca le pasaba la batuta al segundo producto nacional de la noche Sticky M.A. El ex de Agorazein, con los temas que han marcado su ascenso hasta el éxito, hizo cantar y enloquecer al público más devoto al trap.

Directamente desde Londres, Nadia Rose fue, sin duda, la protagonista de la segunda noche. Aros grandes, crop top y rimas muy brutas (todo aliñado por una actitud que embruja y arrastra) hacen de ella una verdadera MC del rap femenino, perfectamente comparable a una Missy Elliot emergente. Ella y su ‘skwod’ han mantuvieron al público hipnotizado durante su actuación.

Tampoco faltaron traseros rebotantes gracias a Flaca. La dj argentina revenyó la pista a base de temas reggaetoneros -desde los clásicos a los más recientes- que han mantuvieron bien arriba el nivel de adrenalina. Yxng Bane fue el encargado de cerrar la noche. El artista londinese, acercándose más a temas hip hop, sorprendió sus remixes de temas míticos, dándoles la vuelta, transformándolos, haciéndolos pasar por otros géneros y conceptos, con un resultado engañoso y asombroso a la vez.

Por su parte, los protagonistas de la parte artística del evento fueron Filip Custic, Mau MorgóKoln Studio. El primero, conocido por estar detrás de las creatividades de El Mal Querer de Rosalía, realizó una performance en la que costaba discernir los límites de la realidad y lo virtual. El encargado de la vegetación sostenible fue el artista visual Mau Morgó y unos divertidos baños unisex quedaron intervenidos por los creativos de Koln Studio , que sorprendían con proclamas.

En conclusión, otro Absolut Manifesto de enhorabuena. Dos noches protagonizadas por artistas sin etiquetas que, con su arte y música, han conseguido cambiar y cambiarse, persiguiendo un objetivo final: la creación del Nuevo Mundo.

Textos por Aran Mozo y Emanuela Marrocu / Fotografías: Absolut

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies