Pascal Kleiman, no hacen falta alas para volar

Hemos tenido la oportunidad de tener una interesante charla musical con Pascal Kleiman, uno de los artistas que más cariño y esperanza ha generado en la escena electrónica durante los últimos años.

Nacido en la ciudad de Toulouse (Francia) a finales de los años 60, con una particularidad: Pascal no tenía brazos. Hecho que no frenó sus aspiraciones como artista y como dj, consiguiendo transformar esta carencia en su propia seña de identidad.

Después de una larga y dilatada trayectoria como dj y productor, Pascal ha recorrido una infinidad de salas a nivel nacional e internacional, desde el festival más underground en pleno desierto de Israel, hasta salas emblemáticas de los inicios de la famosa Ruta Valenciana, o la ya emblemática sala Attica en Madrid.

Crédito: Aviram Barnash

Su estilo ecléctico abarca casi todas las corrientes del techno, trance y house. Actúa bajo su propio nombre, o con el seudónimo Dj RamBam, según la corriente musical que interprete ese día.

Hoy podréis conocer un poco más sobre la historia de Pascal, sus gustos musicales y algunas anécdotas. Además, un poco más abajo podréis escuchar su podcast.

Buenas Pascal, ¿Cómo nace tu pasión por la música electrónica?

Mi pasión por la múusica nace del Reggae de Bob Marley y del Dub de Lee Scratch Perry. Más adelante, a principios de los 80 descubrí sonidos más electrónicos con grupos como New Order, Depeche Mode, la escena belga y americana a finales de los 80 como Front 242, Liquid Liquid y E.S.G. Antes de escuchar y vivir el movimiento Acid House y la famosa Ruta. Por fin el House en los noventa y el Techno Detroit de Jeff Mills, Plastikman y Laurent Garnier, hasta la revolución paralela del Psychedelic Trance.

Tus inicios en el programa «Virus» en la radio francesa durante la explosión del Acid House debieron ser toda una experiencia ¿Qué géneros tocabas por aquel entonces?

Programábamos Rock, New Wave, Punk, Funk, Acid House y Techno Pop. El propósito era romper con los estándares que repetían sin parar la televisión y los medios generalistas.

Años más tarde pasaste por la cabina de Attica, una de las salas de culto en Madrid, y por la famosa ruta Valenciana. ¿Qué recuerdos te vienen a la cabeza de aquellos años?

Muchísimos recuerdos de una época privilegiada, donde la gente experimentaba y existía mucha libertad y buen rollo. ¡Seguramente los tiempos más excitantes de mi vida, con una magia sin igual!

Fotografía por Paco Ferrer
En tus sets se puede escuchar desde el house más suave y cálido, hasta el trance más psicodélico y oscuro ¿En que estilo te encuentras más cómodo?

Me encuentro hoy en día cómodo en todos los estilos que toco, pero es el ambiente y la gente que tengo delante lo que me hace sentir más cómodo.

¿Cuál es el set up preferido cuando mezclas en casa? ¿Y en una sala?

No mezclo casi en casa, prefiero analizar, escuchar y clasificar mi música de manera muy cuántica y científica, gracias a toda la información que proporciona la revolución digital. Cuando estoy en una sala prefiero volver a los Cdj de Pioneer, después de haber asimilado toda la información que me proporciona el ordenador. No elijo entre digital y analógico, uso el digital para volver al analógico de manera más cuántica. Para mi el arte está en conciliar todos los opuestos.

Actualmente compaginas tu labor como productor en tu sello Big Foot Records con la de dj. ¿Qué proyectos musicales futuros tienes en mente?

Big Foot es un sello sin pretensión, que tiene como objetivo descubrir productores talentosos y darles la oportunidad de salir al mercado. Hemos empezado muy suavemente, y queremos darnos a conocer con proyectos novedosos y siempre underground.

Como medio de expresión, ¿Cómo consigues transmitir mejor tus emociones musicales? ¿En un set o produciendo?

Me considero Dj antes que todo. Es pinchando como consigo transmitir todo lo que llevo dentro. Pero la producción me hace sentir bien, y ocupa el resto de mi tiempo cuando no estoy en cabina.

En el actual panorama musical, existe un gran debate que enfrenta a algunos djs sobre el tipo de formato que utilizan para mezclar, unos dicen que el vinilo es el mejor formato, otros el digital… ¿Qué opinas tu al respecto?

Como he comentado antes, el elegir un formato y rechazar el otro me parece estúpido. Cada formato viene hoy para complementarse. Estamos viviendo un retorno hacia el futuro. Por decirlo de otra manera, utilizar previamente el digital para estudiar y analizar, y volver al analógico para mezclar en directo.

Hace años la producción y los djs solían trabajar por separado, pero actualmente la figura del dj-productor parece ser la más común, ¿Piensas que es una moda? ¿Es la evolución lógica que debería seguir todo artista?

Está claro que la revolución del digital ha permitido abatir las fronteras entre djs y productores, y es una cosa muy buena. Sin embargo, se tendría que considerar las cosas de manera distinta y no confundirlas. Un buen Dj es un buen Dj y lo demuestra delante de su público. Demasiados productores pinchando aburren, y ocupan un puesto en la cabina no siempre merecido. Mientras si un Dj no produce lo bastante bien, no compras su música y listo.

En tu caso, ¿nació antes el interés por las mezclas o por la producción?

Las dos por igual, pero me encuentro más feliz mezclando.

Con tu trabajo has demostrado que no existen limitaciones cuando existe una pasión por algo ¿Qué consejo darías a todo el mundo que siente miedo y se imponen una barrera para conseguir sus sueños?

Creer primero y saber después. De otro forma: Agua y Vino, o por decirlo de otra manera: Humildad y trabajo 🙂
El peor enemigo: La duda.

Después de tantas actuaciones,tendrás unas cuantas anécdotas que contar, ¿Cuál es la más curiosa que recuerdes?

En el rodaje de la película «Héroes» en Madrid. ¡Hacía un sol tremendo! Pinchando al aire libre decidí acabar con un tema «I Wish» de Infected Mushroom. Este tema iba contando la historia de un pavo que jugaba un juego, que lo llevaría a su fin mientras esperaba la lluvia para limpiarlo de todo lo que no era. En este momento, el cielo se abrió y un diluvio cayó sobre la pista bailando y se paro al final del tema. Esta escena se puede ver en la película todavía. No me lo podía creer, ¡la música es mágica!

Además de la música, ¿Cuales son tus otra pasiones con las que compaginas tu trabajo?

Viajes, Fiestas, Ibiza, Israel, Buena vida, las mujeres, la Tierra y el cielo.

Un disco que nunca puede faltar en tu maleta…

French Kiss de Lil Louis

Muchas gracias por atendernos Pascal, todo un placer.

Gracias, encantado igualmente 🙂

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies