Torres Blancas, Icono de la Arquitectura Madrileña

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena

Si damos un paseo por Avenida de América y miramos hacia el cielo, nos encontramos con uno de los edificios icono de la arquitectura madrileña de los años sesenta, el Edificio Torres Blancas. Su arquitecto, Francisco José Sáenz de Oiza (1918-2000), maestro de la arquitectura moderna, plasma en sus“Escritos y Conversaciones” unas palabras sobre su majestuosa creación:

“Cuando hice Torres Blancas tuve un único objetivo: molestar a la gente, agredir al paisaje, de tal manera que la gente levantara la cabeza y dijera: ¡Caramba!, pero ¿tanto bien o tanto daño se pueden hacer con la arquitectura?… ¡Sí, señor!, ¡Estamos cansados de hacer paisajes grises, ambientes no molestos en los cuales a lo mejor no es penoso vivir, pero tampoco es gratificante!”  Francisco José Sáenz de Oiza.

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-011

Hoy os contamos algunas curiosidades de esta obra de arte de la arquitectura moderna:

¿Por qué nombre en plural si sólo es una? De todas las historias que circulan sobre este edificio, esta es cierta. En principio se proyectaron dos edificios, lo que no es cierto es que la segunda no se realizara por problemas económicos, sino que fue por problemas de licencia. Al Ayuntamiento le daba miedo esta arquitectura tan arriesgada y puso muchas pegas; gracias a una proyección un tanto distorsionada de la realidad, consiguieron la licencia para una de ellas.

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-03

La proyección fue un experimento de un cliente, Juan Huarte, propietario de la constructora que realizaría el edificio y cuyo protagonismo en la cultura de los 60 resultó decisivo en el apoyo de la vanguardia.

– Oiza quiso hacer un edificio de viviendas singular, muy alto, que creciera orgánicamente como un árbol, recorrido por escaleras, ascensores e instalaciones como si fueran venas que unen la vivienda, donde la estructura se sujeta con rotundos muros portantes que se clavan en el suelo como raíces, en vez de tener pilares. Sobre ellos se abren miradores y terrazas con núcleos de jardines a modo de Le Corbusier y con detalles hasta en los rodapiés, los pomos e incluso en los radiadores.

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-004

– Uno de los mitos falsos más oídos, es que la fachada se recubriría de mármol blanco, o, según quien lo cuente, que el efecto blanco se conseguiría añadiendo al hormigón “polvo de mármol blanco”. Todo mentira, Oiza concibió el edificio tal cual, una mole gris y brutal totalmente opuesta a las estructuras de acero “esqueléticas”. Se bautizaron Torres Blancas en honor a las pinturas y el purismo de Le Corbusier, y lo único recubierto de mármol es la majestuosa escalera de caracol principal.

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-02

La torre tiene 21 pisos más una planta intermedia donde se encuentran las instalaciones. Existen otras dos plantas altas, una era el antiguo restaurante (ahora oficinas) desde donde servían comidas a los pisos a través de un montaplatos con interfono incorporado y la otra con una piscina al aire libre con una intrincada forma de trébol.

Piscina en la azotea de las Torres Blancas
Piscina en la azotea de las Torres Blancas

En cada planta encontramos únicamente 4 viviendas; dúplex de unos 200 metros cuadrados, otras viviendas de una sola planta que rondan los 100 m2 y apartamentos de 90 m2,todos ellos con una distribución estilo “burgués” de la época, con escaleras y ascensores independientes entre propietarios y servicio. Las viviendas están diseñadas en torno a las terrazas, que filtran la luz y Oiza no las dotó de persianas, así que la luz marca la vida de los inquilinos (excepto los más avispados que buscaron soluciones alternativas, tanto para el tema de la luz, como para la decoración porque está claro que para estas casas, Ikea y las formas modernas y rectas, no nos valen). A día de hoy, los pisos se encuentran entre el medio millón de euros, y los dúplex rozan el millón.El dueño tiene que ser un aficionado, como el que tiene un coche antiguo, salvo si te gastas mucho dinero, todo lo que hagas empeorará el original” dice el hijo de Oiza, y es que tenemos que fijarnos bien desde la calle para ver pequeños desastres en el cerramiento de las terrazas por parte de los inquilinos.

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-06

– La torre necesita de una gran suma de dinero para su mantenimiento y, aunque hace años se convirtió en un edificio protegido, no es suficiente para las necesidades del edificio. Buscando soluciones alternativas, los inquilinos alquilan el edificio para spots publicitarios o incluso películas como “Los límites del control” de Jim Jarmusch.

– En los años 60, muchos vecinos fueron pilotos por la cercanía a Barajas. A día de hoy, abundan los arquitectos y personajes vinculados al mundo de las Bellas Artes y las letras. Camilo José Cela, entre otros, habitó en el edificio y dicen que John Malkovich tiene un piso aquí, el hijo de Oiza se lo encontró en el ascensor…

Recepción del edificio
Recepción del edificio

Decían que Oiza se mudó al edificio para demostrar que era viable ante la cantidad de críticas que surgieron por las salas redondeadas en cuanto al amueblamiento. No fue por esa razón. En aquella época, era habitual que los constructores dieran un piso a los arquitectos como parte de sus honorarios y Oiza vivió en él hasta su muerte en el año 2000.

Os dejamos un reportaje que Comando Actualidad realizó en 2009 por el 40 aniversario del edificio.

Hay algún piso en venta, ¿os animáis con las curvas?

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-10

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-08

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-09

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-11

torres-blancas-icono-de-la-arquitectura-madrilena-12

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies