lab-dance-floor

Incógnitas sobre LAB Dance Floor

lab-dance-floor

Hace ya unos cuantos meses que se rumorea que la antigua sala Macumba de Madrid reabre con otro nombre: LAB Dance Floor. Pues bien, desde el pasado mes de agosto LAB se ha puesto manos a la obra: sus RRSS ya están en marcha, así como su nuevo equipo de RRPP. Parece que la apertura es inminente y LAB se presenta como un nuevo multiespacio completamente renovado en el que dar rienda suelta a tus ideas. Pero, ¿qué sabemos realmente?

¿Quién controla LAB?

Para empezar, recordemos quién era su antiguo propietario: Miguel Ángel Flores. Sí, el empresario recientemente condenado a 4 años de cárcel e inhabilitación por el caso del Madrid Arena. A priori esto no tiene por qué significar nada, sin embargo, mediante este artículo de El Mundo hemos sabido que a pesar de que el capo de la noche madrileña perdió la concesión de la terraza de la estación de Chamartín donde se ubica LAB, ha conseguido «convencer al propietario del grupo Alonso, Jorge Alonso, holding especializado en logística portuaria que mueve 450 millones de euros al año, para que optase al concurso de ADIF amparado en sus redes de influencia.»

««Es Flores el cerebro de todo lo que se está montando en Chamartín. Está trabajando más que nunca y el grupo Alonso no hace nada sin que él lo autorice. Jorge Alonso y él son muy amigos desde hace años y los empleados del grupo tratan a Flores de Don», cuenta una persona cercana a Flores, que recuerda cómo fue el mismo grupo empresarial el que le patrocinó a Flores la fiesta del Madrid Arena a través de su marca de ron Legendario.»

Lo que nos lleva a preguntarnos hasta qué punto es lícito que un empresario juzgado haya seguido haciendo negocio desde la sombra sin haberse dictado sentencia. También nos preguntamos ahora cómo va actuar la Administración tras conocer la sentencia.

¿Tiene licencia?

Otro de los puntos que genera cierta desconfianza es el tipo de licencia que le han concedido. Según una portavoz autorizada de la concejalía de Urbanismo del Ayuntamiento de Madrid «la licencia que tendrán ya no será la de sala de fiestas sino la de restaurante espectáculo y antes de abrir nuestros técnicos tendrán que inspeccionar el local donde se han hecho una serie de mejoras en el apartado de seguridad. Hasta ese momento no podrán abrir«. Lo que significa que no se podrán llevar a cabo sesiones de DJs ni con música pregrabada.

Entonces, ¿por qué Tiga ha anunciado una actuación en LAB? ¿Acaso esperan que le veamos sentados?

Para acabar, el artista Nic Fanciulli desveló hace unas semanas que su última visita del mes sería en LAB, sin embargo, el evento de Facebook ha sido cancelado esta misma semana. ¿Por qué publicaría el artista un evento que en el último momento cancelaría?

Parece que aún quedan muchos cabos por atar, pero la pregunta más importante de todas ahora es: ¿qué actitud adoptarán los clubbers madrileños ante la reapertura de la sala?

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies