La discoteca Ushuaïa en Ibiza cierra la temporada con una gran fiesta

Ushuaïa cerró sus puertas el pasado 5 de octubre con una fiesta por todo lo alto.

El hotel más chic de la isla preparó un cartel de infarto con referentes de distintos estilos que llenaron el ya icónico patio del complejo hotelero de la familia Matute de techno, house y disco. 

Los primeros en actuar fueron Francisco Allendes y Raúl Rodríguez que, a modo de warm-up, pusieron la temperatura de la pista a punto. Con dos horas de actuación cada uno prepararon el terreno para los que venían después de ello. Agoria y Andrea Oliva desplegaron su técnica y su saber hacer sobre la pista de baile que, apenas un par de horas después de abrir sus puertas, ya estaba llena. Y entonces llegó The Black Madonna.

La americana, a la que muchos entendidos le cuelgan el título de ‘Mejor Dj del año’, llegó a Ushuaïa preparada para propulsar la fiesta a lo más alto. Y lo hizo. The Black Madonna llevó al público exactamente por donde quiso y cuando lo tuvo donde quería se unió a él bailando, desde el escenario, su propia música y contagiando su buen rollo a cada rincón del club-hotel ibicenco.

Tras la reina americana de la música disco, llegó el turno del techno alemán de Paul Kalkbrenner. El artista detrás de la obra de arte eterna ‘Berling Calling’ también quiso formar parte del adiós a la temporada 2019 de Ushuaïa. Pinchó canciones de la película que le encumbró pero también pinchó temas más recientes, así como temas de otros artistas.

Mención especial merece su remix de ‘Te quiero’ de Stromae que, a la vista de que lo pincha siempre, parece que es de sus favoritos. También sonó ‘Sky and Sand‘ casi al comienzo de la sesión, como quien quiere quitarse de encima. 

Y por último llegaron los platos principales de la noche, sin desmerecer los musicalmente deliciosos entrantes. The Martinez Brothers, los dos hermanos nacidos en el Bronx de Nueva York, reventaron la pista.

Los neoyorquinos dejaron al público a punto para lo que venía después: la gran despedida a cargo de Joseph Capriati. Capriati, acompañado de fuegos artificiales y un despliegue bastante impresionante de luces y láseres, puso el broche de oro al adiós de Ushuaïa hasta 2020.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies