Creme primera edición

Super Flu colorea la noche madrileña después de 7 años

Creme primera edición
Fotografías de: Raúl Sánchez-Moreno

 

Después de 7 años sin visitar la capital española, Super Flu nos visitó el pasado viernes. Y esta vez no les cerraron la sala en mitad de la sesión. Sus fans de Madrid recordarán bien que la última vez que este dúo alemán pinchó en Mondo Disko, la policía irrumpió en la sala y la clausuró por incumplir el aforo.

Como no podía ser de otra forma, Urbans Mag no faltó a la cita con estos amos del Tech-House. Lamentablemente, solo acudió al encuentro Mathias, dejando a Feliks al cargo de otra cita. Pero más vale pájaro en mano que ciento volando, y Mathias cumplió y superó las expectativas. La neófita sesión housera Crème, como parte de Nox Club, se inauguraba en la sala Maxime con un público que esperaba ansioso la sesión del alemán.

No pudimos llegar a tiempo de escuchar a Luke Garcia, por lo que a nuestra entrada, la reciente formación Sosandlow, encargada del warm-up, se encontraba ocupada cumpliendo a rajatabla su misión. Calentaron la sala a base de ritmos enérgicos y sin contemplaciones. Para las 2am, ninguno de los presentes podíamos dejar de bailar. Apoyados en un sistema de sonido que, según el humilde servidor que escribe esta crónica, podría ser de los mejores de la capital, los residentes de Nox Club se explayaron durante casi 2 horas a ritmo de house con un bajo que hizo las delicias de los amantes del subwoofer potente.

Una vez la sala estaba bien caliente, hizo su aparición en escena Mathias. Con una sonrisa en la cara y sin dejar de jugar con el público durante toda la noche, el germano realizó una sesión de 3 horas con ritmos houseros con un toque ‘nox’. El público totalmente entregado no dejaba de estrecharle la mano y de ofrecerle su apoyo. Y él, sinceramente agradecido, no dudó ni un momento en responder con la misma efusividad. La primera media hora de la sesión se caracterizó por el espíritu formal de los alemanes, pero no tardó mucho en soltarse.

Super Flu en Creme

Pronto empezó a lanzar bombas disfrazadas de house melódico que pusieron la sala patas arriba. Los parroquianos de las primeras filas no pudimos aguantar el subidón al escuchar algunos de los temas que han hecho de la formación historia. El desmadre llegó con los primeros compases de Volkwein, para después firmar una sesión que navegó entre el house y el tech-house armónico. Finalmente y con estricta puntualidad alemana, la mitad de Super Flu soltó su última arma en forma de Euterpeh. A mitad del track las luces ya estaban encendidas y el público con los brazos en alto.

El único punto negativo de la noche se lo lleva el ropero de la sala. Las razones no están claras, pero la realidad es que tardaron más de hora y cuarto en repartir todos los abrigos. Con el consiguiente desorden general que eso conlleva. Por lo demás, una visita más que perfecta de Super Flu a la capital española. Os esperamos con los brazos abiertos y, por favor, esta vez tardad menos tiempo en venir.

Super Flu en Creme

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.>

ACEPTAR
Aviso de cookies